El poder de las historias: tecnología y creatividad

De la misma forma en que aumenta la cantidad de información con la que cuentan las organizaciones sobre su negocio, también lo hace el riesgo de que terminemos por confundir datos con hechos, informes con evidencias e información con conocimiento, y nos olvidemos de lo más importante: ayudar a las personas a tomar decisiones.

Sin duda un primer paso es visualizar la información. La velocidad con la que evolucionan y se revolucionan los negocios, nos está demostrando que la tecnología y la inteligencia por sí solas no son suficientes para entender estos cambios. A día de hoy sigue siendo una realidad que la mayoría de los problemas a los que nos enfrentamos para dar sentido a los datos solo pueden ser resueltos contando con las personas en toda su dimensión, con sus capacidades cognitivas y también con su hemisferio derecho del cerebro.

Por eso es tan importante poner en juego nuestra inteligencia, tanto como lo es también desarrollar una visión creativa y artística que nos ayude a transformar datos en hechos. Esta es una de las razones principales por las que una tecnología tan emergente como la visualización de datos está convirtiéndose en un proceso de negocio crítico para transformar bases de datos en algo tangible.

Pero igual que los datos no son un fin en sí mismo, tampoco lo es la estética. La representación artística de los datos es el medio que la visualización de datos emplea para inspirar a las personas a visualizar hechos y evidencias. Solo así podremos jugar con las múltiples interpretaciones de la información, desde las más cartesianas a las más creativas.

La visualización de datos utiliza el inmenso poder que tienen las imágenes para dar significado a la abundancia de información que manejan las organizaciones, ayudando a las personas a resolver problemas utilizando también su intuición, sus emociones, su creatividad.

Pero el círculo no se cierra aquí, porque las compañías lo que realmente quieren no son datos, gráficos o informes, sino insights. Por eso comienzan a aparecer disciplinas tan disruptivas como la Ciencia Narrativa, que utiliza la inteligencia artificial para convertir en historias los hechos y las evidencias obtenidos a través de los datos.

Esta tecnología permite automatizar la interpretación de los datos para generar contenidos redactados en lenguaje natural, y distribuirlos en formatos que van desde un informe de negocio hasta un mensaje de Twitter.

El fin es construir historias que nos cuenten qué es lo que dicen estos insights, porque las historias están demostrando ser el medio más eficaz para llegar al conocimiento y al aprendizaje. Y aunque actualmente son las áreas de marketing y publicidad las pioneras en el uso de esta tecnología para el diseño de campañas y la toma de decisiones, las áreas de recursos humanos tienen por delante una oportunidad única. Porque cuando hablamos de conseguir el mayor rendimiento del talento de las personas, las historias cuentan.

Alberto Blanco

Enlace al contenido original.

Imagen de Daniel Pietzsch bajo licencia Creative Commons.

Categorías

Tags

Volver

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
+34 917 450 611 ????