Como el Avecrem ¿Alargas o Enriqueces?

Podemos decir que una de las primeras aportaciones que tuvo la teoría del diseño del trabajo una vez superados los modelos de simplificación del trabajo vino de la mano de Frederick Herzberg, conocido sobre todo por su teoría bifactorial acerca de la motivación en el entorno del trabajo. Esta teoría, aunque no pudo conseguir el soporte empírico que confirmara su premisa básica, sí estimuló la idea del Enriquecimiento del Puesto, concepto que sigue vigente en la actualidad.

Tal y como nos dice Herzberg en su obra, las organizaciones a menudo rediseñan los puestos de trabajo para potenciar su valor motivacional. Hasta aquí podemos estar de acuerdo, sin embargo, varias de ellas no caen en la cuenta de que existe una diferencia entre el Enriquecimiento y el simple Alargamiento del puesto de trabajo.

Alargamos un puesto cuando añadimos tareas pero sin aumentar la profundidad del propio puesto. Es decir, reemplazamos una tarea probablemente aburrida por otra igual de aburrida o más. Resultado: la persona no verá aumentada su satisfacción y mucho menos su motivación. En cambio, si Enriquecemos su puesto, lo que estamos haciendo es reestructurar las tareas para que permitan el desarrollo psicológico del individuo. Es decir, en este caso, aumentaríamos la responsabilidad, la libertad y el poder de decisión de la propia persona sobre su trabajo.

Hackman y Oldham articularon de una forma más completa la noción de enriquecimiento del puesto. Estos autores señalaron en su modelo cinco características o dimensiones para el diseño de los puestos como determinantes de tres estados psicológicos positivos, responsables a su vez de un aumento de la satisfacción y motivación intrínseca del trabajador. Estas cinco características son: variedad de destrezas, identificación con la tarea, significado de la tarea, autonomía y retroalimentación.

Aunque este modelo ha sido enriquecido por otros autores que han añadido un mayor número de variables a tener en cuenta en el diseño del puesto de trabajo, la idea inicial del enriquecimiento ha estimulado estudios recientes que demuestran que, conseguir puestos más enriquecidos, aumenta el grado de autoeficacia del trabajador. Por el contrario el alargamiento simple del puesto, es decir, la introducción de nuevas tareas sin un enriquecimiento, no conseguiría este mismo resultado.

En definitiva…si queremos diseñar o rediseñar un puesto de trabajo desde la perspectiva motivacional hemos de ir más allá de la mera adición de tareas y pensar mejor en conceder a la persona mayor libertad de acción y más responsabilidad sobre su trabajo.

 

Anais Rubió-Galván

Volver

Categorías

Tags

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
+34 917 450 611 ????