Autodidactas: cuando uno es profesor de sí mismo

– Jorge Luis Borges, Ray Bradbury, Woody Allen o Quentin Tarantino no aprendieron sus oficios en ninguna escuela sino en bibliotecas y salas de cine

 

– La formación autodidacta arrastra muchos handicaps para los más jóvenes, como la ausencia de un maestro que amplíe o modifique el conocimiento previo del estudiante

– Sin embargo, los expertos apuntan varias ventajas estimulativas para ampliar conocimientos y explorar sobre aquello que no se enseña en las aulas

¿Sabían que Jorge Luis BorgesRay BradburyWoody Allen oQuentin Tarantino no aprendieron sus oficios en ninguna escuela sino en bibliotecas y salas de cine? Como ellos, muchas personas optan por adquirir toda o parte de la formación que necesitan para su profesión de manera autodidacta. Son profesores de sí mismos, cum laude del autoaprendizaje, catedráticos del ‘yo me lo guiso, yo me lo como’.

No hay una única razón por la cual una persona decide formarse por su cuenta. En ocasiones es la necesidad y la falta de recursos la que no deja otra alternativa. Otras veces, se trata de una elección personal, motivada por pura curiosidad o porque se ha perdido la confianza en la educación convencional. En el caso de la fotógrafa especializada en bebés Marga Ceria, su razón fue que no encontró dentro de la oferta de enseñanza reglada una opción a la medida de sus necesidades. “Cuando me puse a buscar una escuela encontré muchos cursos de fotografía general y de moda, pero ninguno específico sobre cómo fotografiar a recién nacidos, y yo tenía claro que quería formarme en lo que iba a ser mi especialidad”, explica.

Precisamente esa capacidad para adaptar la formación a las propias inquietudes y preferencias es, para la profesora de Psicología de la Educación de la Universidad Distancia de Madrid (UDIMA), María Luna Chao, una de las grandes virtudes del autoaprendizaje. “Nos centramos en lo que más nos gusta, decidimos el ritmo de estudio y somos dueños de nuestro propio proceso de aprendizaje”, comenta. La perseverancia es, para esta especialista, uno de los grandes aliados del autodidacta, ya que “cuando alguien tiene una pasión particular por un tema, aquel que finalmente logra aprender más es quien más tiempo dedica a su estudio y a su práctica”.

¿Una formación de segunda división?

El método Kumon es un sistema de enseñanza que desarrolla actitudes y habilidades autodidactas en los niños a partir de una serie de programas de matemáticas y lectura. El objetivo es dotar al pequeño de una autonomía que le permita enfrentarse en el futuro a todo tipo de dificultades y retos. Nacido en Japón hace 50 años, este método cuenta hoy con cuatro millones de alumnos en 25.000 centros de 48 países. Su responsable de comunicación en España, Roberto González, resalta que la motivación es intrínseca al estudiante autodidacta, un motor que le permite superar toda clase de obstáculos. “Es el propio estudiante quien decide libremente qué es lo que quiere estudiar, y si su deseo por aprender en es genuino, no parará hasta conseguirlo”.

Para algunas personas, sin embargo, la formación autodidacta carga con una carga peyorativo. De hecho, son varios los estigmas que suelen acompañar a quien decide autoformarse. Inadaptados sociales, con dificultades para relacionarse con los demás, que no aceptan las reglas establecidas… También con frecuencia se pone en duda la solidez de sus bases educativas. Una visión que no comparte el especialista en coaching de salud de TISOC Coaching  Antonio Gutiérrez. Este fisioterapeuta, que combinó en sus inicios la formación autodidacta con la reglada, prefiere hablar de personas “con gran inquietud por aprender, alta autoestima, observadoras, creativas y con tendencia a vivir experiencias nuevas continuamente”. Respecto a la calidad de esta modalidad de aprendizaje, Gutiérrez opina que el poso que deja “el descubrimiento que se obtiene por uno mismo es mucho mayor que cuando son otros quienes te lo sirven ya masticado”. Si bien, advierte, “si solo te basas en tus propias vivencias y no estás abierto a las experiencias de los demás, que son tan válidas como las tuyas, puedes empobrecer tu desarrollo. Siempre crecemos y avanzamos más si lo hacemos en equipo”.

Autoformación vs Formación Reglada

La frontera entre la formación autodidacta y la reglada es, para muchos especialistas, difusa. Antonio Gutierrez se matriculó en Enfermería al mismo tiempo que caían en sus manos algunos libros sobre naturismo y otras terapias alternativas. Algunas de aquellas teorías resultaron contrapuestas y le originaron no pocos conflictos internos, hoy resueltos en la fórmula de “medicinas integrativas o complementarias”, comenta. Por su parte, María Luna Chao nos recuerda cómo grandes científicos e investigadores del ámbito académico han desarrollado “todo su potencial creativo planteándose por cuenta propia cómo resolver ciertos problemas”. Sin necesidad de irse hasta los grandes cerebros, una asignatura o un tema interesantes vistos en el aula pueden suscitar en cualquier estudiante medio el deseo de profundizar más por su cuenta, “guiado por mero placer de saber”, agrega.

La artista visual Pilar Pérez Camarero es el vivo ejemplo de cómo una autodidacta puede entrar en la vía académica y llegar a convertirse en profesora universitaria. Aunque en su caso, pagó un peaje por ese trasvase. Comenzó su formación copiando por su cuenta las grandes obras del Museo del Prado. Más tarde, cuando ya había comenzado una incipiente carrera como pintora y realizado incluso alguna exposición, se matriculó en Bellas Artes. “La carrera formal me aportó técnica, pero fue castrante para mí trayectoria como artista”, reconoce. A pesar de los buenos resultados académicos –fue premio extraordinario de carera -, la presión de los profesores, “empeñados en llevarte cada uno a su terreno”, acabó afectando a su relación con el arte, relata. Uno de aquellos profesores llegó a aconsejarle que dejara Bellas Artes si de verdad quería dedicarse a la pintura. “No me dejaban hacer lo que yo quería, y eso es devastador para un artista”.

Pasado el tiempo, ha retomado su carrera artística, ahora más enfocada hacia las performances. A sus alumnos de sus clases de creatividad en la Universidad Complutense de Madrid trata de no influirles más de la cuenta. “Hay que respetar, no condicionar”, sostiene esta académica rebelde, como se autodefine, que no olvida sus orígenes autodidactas. “En cierta forma, siempre nos estamos formando por nuestra cuenta, incluso cuando entramos en un espacio académico. Todo depende de lo que nos dejemos invadir o no por lo que nos rodea”.

Profesores de sí mismos

Marga Ceria también prefirió mantenerse al margen de la influencia de grandes fotógrafos durante su aprendizaje, precisamente para evitar que pudieran impresionarla de tal modo que le impidieran construir su propio estilo. No obstante, admite, en ocasiones echó de menos una guía que le indicara si estaba moviéndose en la dirección correcta.

La ausencia de la figura de un profesor que amplíe o modifique el conocimiento previo del estudiante, o, como señala María Luna Chao, que “estimule su mente, sembrando en ella nuevas preguntas que le permitan avanzar”, es uno de los hándicaps a los que se enfrenta el autodidacta. De todas formas, aclara la profesora de la UDIMA, en toda formación “siempre hay otro, que puede tratarse del  autor de un determinado libro o de quien haya colgado un tutorial en Youtube”. Porque incluso cuando no haya una intención explícita de enseñar, “podemos aprender de un texto escrito por alguien y, potencialmente, ese aprendizaje puede conducirnos a grandes cambios en nuestros esquemas mentales”, asegura.

Esa carencia, en todo caso, obliga al autodidacta a convertirse en profesor de sí mismo, algo que, advierte Antonio Gutiérrez, “no está exento de peligros: no confrontarse a uno mismo, ser subjetivo, auto engañarse”. De ahí la importancia, insiste el coach, de contar con la ayuda de otras personas que contrasten nuestra percepción. “Nuestros propios cuestionamientos internos pueden ser saboteados por nosotros mismos. Ver en nuestro interior no es tan fácil”.

 

Ramón Oliver

Enlace al contenido original.

Imagen y Fuente vía zoomnews.es

Categorías

Tags

Volver

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
+34 917 450 611 ????