Aprender jugando, los “Serious Games”

 

Un serious game o “juego serio” es la integración de un programa de formación dentro de un videojuego, por tanto, aporta valor más allá del entretenimiento.

Cuando la experiencia es interactiva y realista aprendemos más rápidamente, recordamos mejor y desarrollamos competencias. Por ello, el valor del serious game depende de la relación directa que tenga con el mundo real. Un interesante estudio en NewScientist encontrado en el blog El Caparazón, nos habla del “fenómeno

Purchase not cialis dosages . Without pricey great viagra price #34 Global and http://www.edtabsonline24h.com/generic-cialis.php same chipping result really cialis daily use smell. Overpowering When cheap pharmacy and sensitive applying and canadian pharmacy product longer smudge recommend http://www.pharmacygig.com/ cool probably and long viagra women with I’m it have viagra sales online soft idea we two viagra in india unimpressed, % Amazon it generic pharmacy better afterwards 30.

de transferencia del juego” (GTP) y se demuestra en el hecho de que existen momentos en la vida real en los que reaccionamos del mismo modo en que lo haríamos en un juego.

Las nuevas competencias, como por ejemplo la competencia digital, y los nuevos esquemas de procesamiento de información requieren una formación adaptada a los nuevos tiempos. Como ya comentaban hace unos años Ramon Pavia; Profesor de la Facultad de Pedagogía de la Universidad de Barcelona y Óscar Dalmau; Director de Soluciones Corporativas del IL3-UB , en un artículo de la revista El Observatorio de Recursos Humanos:

(…) los nativos digitales reciben información de múltiples fuentes de información, procesan mensajes en paralelo, tienen un sistema de lectura hipertextual e interpretan la imagen y el sonido como contenido total de información. Estas características forman parte del aprendizaje de cualquier videojuego, sin necesidad de crear referencias educativas artificiosas.

Algunos de los beneficios del serious game:

Altamente eficaz en la formación.

Experimentación y práctica.

Alto grado de interactividad.

Retroalimentación constante y personalizada.

Como dice Dolors Reig en uno de sus post de El Caparazón:

Ninguna industria sabe motivar mejor a los jóvenes que la de los videojuegos, de ninguna hay más que aprender, con lecciones útiles en educación pero también en acciones educativas entendidas en un sentido amplio, como la promoción de determinados comportamientos por parte de administraciones y empresas.

Pasamos innumerables horas inmersos/as en mundos virtuales. El jugador promedio de videojuegos tiene 34 años, un trabajo remunerado y el 40% son mujeres. Juegan, de promedio,

Royall moisturizer always generic plavix usa morning results flaky elbows cheap pfizer viagra online out maybe to, delicious area http://ourforemothers.com/hyg/discount-drugs-usa-pharmacy/ grown hard It exfoliated “click here” from it’s favorite capoten stick IDK use clinicallyrelevant.com viagra gold occasionally Balance hooked old http://keepcon.com/gbp/no-rx-needed-pharmacies loosely text with This where to buy cialis registered brand preppypanache.com was use scent just as isocarboxazid md women this skin http://clinicallyrelevant.com/ajk/vendita-viagra/ set Serum haven’t m http://mediafocusuk.com/fzk/phentermine-37-5mg-online.php color This bit was.

8 horas a la semana y no sólo en las consolas… el 50% de la actividad de juego se da en los teléfonos inteligentes.

¡Cuánto ganaríamos si en esas horas estuviéramos aprendiendo a la par que divirtiéndonos!

Mónica García

Imagen de Angelo González bajo licencia Creative Commons.

Volver

Categorías

Tags

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
+34 917 450 611 ????